¿Alguna vez te has visto en un apuro económico y has tenido que empeñar tus joyas en Alcalá de Henares? Tal vez te preguntes cómo surgieron estos negocios, por lo que en esta entrada con la que inauguramos nuestro blog hemos querido ofrecerte algunas explicaciones. Te hablaremos de los orígenes y la historia de las primeras casas de empeño, que tienen ya más de 500 años.

Cuando acudas a empeñar tus joyas en Alcalá de Henares recordarás este post. Apunta esta fecha que resulta clave en el devenir de esta actividad de préstamo prendario: 1440. Bernabé de Terni, párroco de la localidad italiana de Perusa, reunió a los ricos de la zona para pedirles que constituyesen un fondo económico para prestar dinero a los más necesitados de la región a cambio de que dejasen alguna pertenencia en prenda como garantía de pago.

La iniciativa tuvo tanto éxito que en 1445 se abrió otra casa de préstamos, que eran conocidas como Monte Piedad, en Orreto. Y desde ese momento se fueron extendiendo por todo el país en los años sucesivos. Lo que en un primer momento nació como obra social se convirtió en un modelo de negocio que traspasaría fronteras y llegaría a otros países europeos como Francia, donde las primeras casas de empeño se inauguraron en 1620, o España, donde llegaron en 1710, bastante tiempo después.

En un primer momento quien recibía el préstamo devolvía la misma cantidad solicitada, pero pronto se cayó en la cuenta de que esta actividad no se podía sostener si no se cobraban intereses. Y para evitar caer en la usura se celebró el Concilio de Letrán en 1515, donde se establecieron las tasas de interés que se generaban con dichos préstamos.

Como ves, los orígenes de nuestro negocio son bastante curiosos. Si necesitas efectivo de manera urgente, en Joyería Madrid te ofrecemos un servicio seguro y al mejor precio.